BIENVENIDOS A DISIENTO. EL BLOG DE DAMIAN MONTAÑO

Algo hay de soberbia al tener un blog, es un espacio de exhibición personal abierto a todo mundo. Cierto, y no lo niego. Pero es, a la vez, una posibilidad de expresar ideas, generar debate y reflexión acerca de temas que muchas veces no son abordados como debiera ser (aunque no creo que aquí se pueda en su totalidad) y esta es mi intención.
Espero que a partir de estas lecturas podamos salir, liberarnos, de la enajenación tan en boga, del materialismo, del consumismo, de la virginidad neuronal y podamos ver el otro lado de algunas cosas que consideramos tan normales o que vemos sólo por encimita. En el último de los casos, me conformo con que sea un lugar pa'l chismorreo rico, del que te dan ganas de seguir en él.
Espero que lo disfruten y cooperen haciendo críticas, aportando datos, discrepando. De hecho, de ahí viene el nombre: DISIENTO, no estoy de acuerdo, pero refuto, cuestiono, pienso.
Ojalá y el objetivo se cumpla.

sábado, noviembre 15, 2008

SE CIERRA UN CICLO!!!! O mi adiós a la UTEZ

Corría el mes de agosto del 2002, tenía un año de haber egresado de la facultad, unos meses de haberme titulado y de ir por mi cédula profesional; un día buscaba a la Psic. Ninfa Colín (una mujer a la que admiro, aprecio y respeto enormemente) y supe que se encontraba laborando en la UTEZ, como necesitaba verla y platicar con ella la fui a visitar a su oficina, supe que era la encargada de planeación en esa institución, por las fechas que eran me dijo que se acercaba la temporada de inscripciones, así que me recomendó llevara mis papeles con la lic. Susana Ramírez, pues igual y había lugar para que yo impatiera algún curso o clase. Así lo hice.

Casi a inicios de agosto recibí una invitación para participar en el curso de inducción para los chicos de nuevo ingreso, dando un taller de desarrollo humano. Tenía que trabajar con la psicóloga que estaba ya en la institución, Mabel Beltrán, nos pusimos de acuerdo para los temas a revisar. Inicié y terminé el curso. Después de eso me pidieron integrarme al cuerpo docente de la escuela, en la academia de formación sociocultural, acepté la propuesta y a partir de ese momento y durante los siguientes seis años estuve laborando ahí.

Hubo situaciones de todo tipo, recuerdos gratos y algunos no tanto (el celebre cierre de la RAP hace dos años y medio), conocí a personas interesantes y otras intrascendentes, materias atractivas y otras donde hasta yo tenía que hacer un esfuerzo por abordar los temas que no eran tan interesantes.

Como quiera que sea, el día viernes 14 fue mi último día de labores ahí. Es difícil de creer que, sin quererlo, haya yo permanecido tanto tiempo en un trabajo. Lo bueno es que me gustaba, y que el convivir con tanta gente era enriquecedor. Es más, tengo que reconocer que si no hubiera sido por la UTEZ, no sé que habría hecho hace casi tres años cuando pasé por una situación dolorosa que, creo yo, si no era depresión si era algo bastante próximo a ella. Gracias a ella, también, pude comprarme un carrito (que un animal al volante se encargó de desgraciar, pero esa es otra historia), tener mi visa para ir al otro lado (la intención original de mi visita ya no fue, sin embargo, y ya con el documento en mano, pues me fui a conocer a la "nueva Babilonia") e ir dos veces por aquellos lares (una a Santa Ana-Los Angeles, otra a San Antonio) irme a vivir yo solo por el rumbo del centro de Cuerna, y otras cosas más que he olvidado.

Así pues, he presentado mi renuncia, pues hay una propuesta laboral que, considero, vale la pena experimentar. El próximo martes me tengo que reportar en el CAPACID, junto al hospital general, para iniciar con un curso de capacitación y, en fecha por definir, iniciar actividades en el Centro de Atención Primaria en Adicciones, perteneciente a la Secretaría de Salud. Tengo que reconocer que, bien a bien, no sé cómo va a estar el asunto, pero creo que vale la pena probarlo y probarme. A todos los que en conocí en UTEZ, a los que me brindaron su amistad, a los que me aguantaron, gracias por soportarme.
Por lo mientras, espero seguir contando con ustedes. Un cordial saludo.

1 comentario:

chiapaneko dijo...

Y yo comparto la alegría de haber conocido a alguien tan culto y con ideas exquisitas para compartir en una excelente charla.

Gracias por todo profe.