BIENVENIDOS A DISIENTO. EL BLOG DE DAMIAN MONTAÑO

Algo hay de soberbia al tener un blog, es un espacio de exhibición personal abierto a todo mundo. Cierto, y no lo niego. Pero es, a la vez, una posibilidad de expresar ideas, generar debate y reflexión acerca de temas que muchas veces no son abordados como debiera ser (aunque no creo que aquí se pueda en su totalidad) y esta es mi intención.
Espero que a partir de estas lecturas podamos salir, liberarnos, de la enajenación tan en boga, del materialismo, del consumismo, de la virginidad neuronal y podamos ver el otro lado de algunas cosas que consideramos tan normales o que vemos sólo por encimita. En el último de los casos, me conformo con que sea un lugar pa'l chismorreo rico, del que te dan ganas de seguir en él.
Espero que lo disfruten y cooperen haciendo críticas, aportando datos, discrepando. De hecho, de ahí viene el nombre: DISIENTO, no estoy de acuerdo, pero refuto, cuestiono, pienso.
Ojalá y el objetivo se cumpla.

lunes, junio 26, 2006

¡Hablando de enajenación!

¿¿¿Cómo les trata la vida mis celebres desconocidos??? Hoy comienzo transcribiendo la confesión realizada por David Faitelson (Revista Proceso del 18 de junio), el segundo de a bordo en Azteca Deportes, al preguntarle por qué las dos televisoras mexicanas son las que más espacio rentaron en Alemania en la central de transmisiones para las televisoras de todo el mundo, con todo y que los ratones verdes nunca han ganado un mundial:

“Siempre ha sido así. Como que en México vendemos más expectativas que realidades

“(…) El deporte mexicano vive de miserias, y el fútbol es un deporte nacional, muy querido en México, con mucha pasión; la gente se entrega a él. Es un negocio muy bueno porque las televisoras y todas las empresas en general hacen buen negocio.” (Las negritas son mías)

Creo que los comentarios salen sobrando, pero no puedo aguantar las ganas de completar lo ya dicho, empecemos.-

1.- En el colmo del descaro, hace algunos años Azcarraga Jean reconoció que a él lo que le importaba era el rating, cabe aclarar que por obvia$$$ razone$$$, y Faitelson lo remarca muy bien, no importa si la potente selección tiene posibilidades de ganar o no ya que las televisoras al vender el mundial como todo un súper acontecimiento salen ganando (¡y de qué manera! ¡Cómo si lo que se han embolsado por publicidad en las elecciones no fuera suficiente!), no importa que nuestro pueblo continúen padeciendo virginidad neuronal (qué a veces parece que es la única que algunos les queda ¡y esa sí, nadie la quiere perder!).

2.- Para vivir de esas miserias la estrategia es muy simple: vender el apoyo a la selección como sinónimo de nacionalismo y mexicanidad (¡Ja, ja, ja! ¡Y tontos nosotros si lo creemos!) no importando el suspender trabajo, faltar a clases y cosas por el estilo, que, en sentido estricto, tendría un impacto más real en nuestro amor al país, pero creo que si hablo de eso voy a verme muy cursi y mejor paso al siguiente punto.

3.- Alguien mencionaba alguna vez (no recuerdo quien, ni cuando, ni donde) que en México somos admiradores de los perdedores (pongo a Hidalgo a manera de ejemplo), en este caso, con la selección podemos ver que es verdad. ¡Tan capaz que si algún día gana ese día las multitudes los abandonan! En serio, ¿dónde queda la admiración a Iturbide? ¿Sólo porque los masones no lo aceptaron (porque él no los aceptó) ni quien se acuerde de él? Bueno, el síndrome de Marga López se nos da tan bien que, si alguien sufre, en automático estamos ahí, pregúntenle al Peje y su campaña de desafuero, ¡pobrecito, es víctima de un complot! Recordemos también el caso Colosio. Mientras era candidato andaba medio perdido en su campaña, tan pronto murió todos se dieron cuenta que era el bueno para cambiar al país, y por culpa de otro complot (éste orquestado [según] por Salinas) se convirtió en mártir de la democracia ¡y a rendirle culto a su memoria!

Creo que no hay futuro, mientras lo importante no cuente, ni lo pelen, las cosas seguirán igual, y si no, pregúntenle a los discapacitados que han traído infinidad de medallas ¿y quién los pela? ¿Será porque ellos si la hacen y no se quedan en el “ya merito?

Los veo la próxima y pásenla muy bien en donde quiera que estén.

1 comentario:

chiapaneko dijo...

¡De a peso por error!

Jaja, ya tengo fama de ser un -víbora-, digo, crítico en cuestiones ortográficas. Es sólo para que sepa que sí leemos cada palabra de sus artículos :).

Pasando a otras cosas, es una cuestión muy cierta lo que expone el comentarista de la "Televisora del Ajusco" la cuestión es vender esa imagen, vender más expectativas que realidades, muy bien dicho.

Por otro lado, también es increíble cómo es que la alteración de la historia hace que tengamos en la memoria a gentes sin escrúpulos considerados grandes personalidades como Venustiano Carranza, que bien se le adjudica la creación de la constitución política de 1917. Hace algunos meses leía "LA EVOLUCIÓN CONSTITUCIONAL DE MÉXICO" -No había otra cosa qué leer viviendo con un abogado- me enteré de las otras cuestiones que se integraron a la constitución que no fueron tan buenas, entre ellas leyes para la protección de los presidentes en cuestiones jurídicas con el fin de que no pudiera ser juzgado o acusado tan facilmente. Desgraciadamente esta ley es mal utilizada e incluso abusan de ella. En fin, ya platicaremos de eso luego.

Ya me enojé jaja. Saludos.